Kinesiología

La Kinesiología, es una ciencia que abarca un cuerpo propio del conocimiento, el movimiento humano normal y disfuncional, desde este punto de vista, la kinesioterapia se nutre de otras ciencias. El kinesiólogo, mediante un proceso reflexivo, basado en el razonamiento clínico, sobre los hallazgos obtenidos en la evaluación del paciente (examen kinésico), determina y prioriza los objetivos de su intervención. Solo entonces decide los procedimientos terapéuticos que usara para lograr sus objetivos y evaluara los resultados de la intervención.

Beneficios y contraindicaciones de la kinesiología

Dentro de los beneficios de la kinesiología, se pueden señalar de esta terapia una amplia lista de aplicaciones clínicas que abarcan diferentes campos. Algunas de sus indicaciones para el tratamiento de diversas afecciones son:

⦁ Estrés y ansiedad: rebajar los niveles de estrés y ansiedad tan dañinos para la salud es otro de los aspectos con los que se trabaja.
⦁ Trastornos musculares: la kinesiología ayuda a mejorar el tono muscular, así como a potenciar la coordinación en el trabajo de los diferentes grupos musculares. Además, aumenta la oxigenación de la musculatura.
⦁ Recuperación muscular: debido a que mejora el estado general de los músculos, la kinesiología reduce el tiempo de restablecimiento muscular tras una actividad deportiva. Aunque los profesionales del deporte son los más interesados, cualquier persona notará la mejoría en sus actividades diarias. En este sentido, también es muy interesante en periodos de convalecencia tras una lesión muscular.
⦁ Motricidad, coordinación, lateralidad y postura corporal: las personas que tienen problemas en estos aspectos consiguen mejorarlos ampliamente.
⦁ Conflictos en el comportamiento interpersonal: la kinesiología ayuda a identificar los bloqueos que impiden o dificultan las diferentes relaciones interpersonales y la forma de comportarnos con los demás, y también con nosotros mismos.
⦁ Dolores y tensiones leves: esta terapia puede resultar un suave analgésico, ya que consigue reducir o eliminar diferentes molestias básicas.
⦁ Abatimiento o fatiga: cuando una persona siente falta de energía o de ganas de hacer cosas, puede encontrar alivio en la kinesiología.
⦁ Problemas psicosomáticos: como actúa tanto en cuerpo como en mente, la kinesiología es apta para tratar esos problemas o dolores que sentimos en el cuerpo, pero cuya causa real se encuentra en un desajuste mental.
 
Contraindicaciones de la Kinesiología
El kinesiólogo realizará una evaluación previo al paciente, que ayudará a determinar la mejor manera de aplicar esta terapia.
En este sentido, deben tener especial cuidado las personas que padecen:
Infecciones agudas,
Cardiopatías descompensadas, 
cáncer u osteítis,
Mujeres que estén embarazadas. En estos casos, lo más habitual es que se desaconseje la kinesiología.

Entrenamientos de Rehabilitación Kinésica

La rehabilitación kinésica engloba un amplio campo dentro de las ciencias de la salud y la rehabilitación física, el cual tiene como objetivo principal la recuperación de pacientes que han sufrido alguna lesión o enfermedad que les trae algún problema o inconveniente para desenvolverse de forma normal en el día a día, pues este tipo de tratamientos y terapias de rehabilitación se centra en problemas musculares, óseos y osteoarticulares, principalmente.

Del mismo modo, incluye el tratamiento de situaciones de discapacidad para ayudar a las personas a desenvolverse de manera independiente en el día a día y recuperar parte o, incluso, el total de la correcta funcionalidad de la zona afectada.

Tipos de Entrenamientos

Este tipo de rehabilitación física está centrada en aquellos trastornos que afectan el sistema musculoesquelético, osteoarticular, muscular y funcional. Tiene por finalidad aliviar el dolor, reducir inflamaciones, recuperar la movilidad y funcionalidad de la zona afectada en el paciente, entre otros.
Dentro de las principales patologías que se tratan con este tipo de rehabilitación, se encuentran: tendinitis, esguinces, fracturas óseas y lesiones en la columna vertebral.

Rehabilitación Respiratoria

También denominada Kinesiterapia Respiratoria, se refiere a una serie de procedimientos que se utilizan como apoyo complementario en el tratamiento de enfermedades respiratorias que involucren la función pulmonar. Asimismo, este tipo de rehabilitaciones se realizan tanto en niños como en adultos.
Incluye diversas maniobras manuales, posiciones, procedimientos y ejercicios respiratorios que ayudan a mejorar el intercambio gaseoso. Esto ayuda mucho a tratar patologías como el asma bronquial y la neumonía.

Rehabilitación Neurológica

La rehabilitación neurológica trata a aquellas personas que padecen enfermedades neurológicas, como pueden ser los accidentes cerebrovasculares, lesiones medulares, traumatismos craneoencefálicos y algunas enfermedades como la esclerosis múltiple o la enfermedad de Parkinson. Este tipo de tratamientos suele acompañarse de terapia ocupacional y de tratamiento fonoaudiológico.

Ejercicios

REHABILITACIÓN TRAUMATOLÓGICA
Existen diversos tratamientos y ejercicios traumatológicos para ayudar a los pacientes a recuperar la movilidad y el correcto funcionamiento de huesos, músculos y articulaciones. Entre ellos, se encuentran diversas técnicas manuales que se realizan directamente en la zona afectada y agentes físicos, como el ultrasonido, la electroterapia y la termoterapia.

REHABILITACIÓN RESPIRATORIA

Entre las técnicas respiratorias que se utilizan con mayor frecuencia, se encuentran las compresiones y vibraciones torácicas, asimismo, se llevan a cabo cambios de posiciones que favorecen la ventilación pulmonar y el drenaje de secreciones pulmonares. La finalidad es ayudar a la correcta ventilación pulmonar y disminuir la obstrucción respiratoria.

REHABILITACIÓN NEUROLÓGICA

Dentro de los ejercicios de rehabilitación neurológica, se encuentran los métodos clásicos, como son la movilización, cambio de posiciones, masajes y estiramiento muscular. Asimismo, existen métodos de facilitación neuromuscular y sensoriomotriz. En este tipo de rehabilitaciones, la hidroterapia ha obtenido muy buenos resultados.
Existen diversos tratamientos de rehabilitación kinésica que ayudan a los pacientes a mejorar o recuperar la funcionalidad de su organismo. De este modo, pacientes con alguna discapacidad o aquellos que han sufrido algún accidente, pueden mejorar su calidad de vida al acceder a un correcto tratamiento que les permita tratarse con la debida paciencia, constancia y cuidado que conlleva este tipo de tratamientos

Close

Cart

No hay productos en el carrito.